Las Armas surgen como Respuesta Primaria

Las Armas surgen como Respuesta Primaria… y como un Elemento de Peligrosa » Persuasión».

Las armas surgen como respuesta primitiva a la carencia o falta de palabras para producir un «impacto» o Efecto en el interlocutor.

Al no encontrar un vocablo que represente concretamente lo que quiere significar, recurre a algún elemento contundente para que se «entienda» rápidamente aquello que quiere manifestar o expresar…

Desde la prehistoria, en las distintas eras, una simple piedra arrojada con la mano, una piedra filosa atada a un hueso o a una vara larga (lanza) hacía efectiva la comunicación. Luego fueron superadas por otras, siempre construidas con simples elementos naturales.

Entre ellas, se utilizaba una vara atada con vísceras a sus extremos (un arco), junto con otra vara fina y recta que es lanzada a distancia utilizada para la caza (una flecha), que también se convirtieron en «armas» de defensa personal.

Con el paso del tiempo y recorrido por esta Tierra, el hombre fue «evolucionando», llegó la Era de Bronce, y con su avance, también fue actualizando su modo de «crear» elementos cada vez más contundentes y destructivos. A medida que «descubría» /elementos, era indicio que había comenzado la Era del Hierro. Forjaron más armas de mayor destrucción, acompañado por el grado de destreza que la experiencia les aportaba, en los distintos «enfrentamientos» que daban lugar por esas épocas.


El poderío y la ambición…

La historia tomó un giro más catastrófico (tal vez sin proponérselo), cuando se inventó la pólvora… Todo cambió, ya nada sería igual o parecido… De allí hasta aquí, sólo se puede observar destrucción.

Y cuando se cansaron, se agotaron de tanta pelea, combates, luchas y batallas, se recurrió nuevamente a las palabras. En esta etapa «inventaron» la palabra PAZ… como para hacer una tregua a sus enfrentamientos. Desde ese momento, hasta hoy, nunca han cesado las guerras…

Solo hay lapsos en donde bajan las armas, para luego, y por cualquier motivo, las vuelven a utilizar. Se las emplea en nombre de Dios, en nombre de la «libertad», de los oprimidos, o según la ambición personal que aparezca; cuanto más grande es la ambición, más grandes o poderosas son las armas…

Paralelamente, la tecnología avanza rápidamente lo que determinaría un grado de «evolución» significativo en el hombre, quizás hasta para llegar a definir un cambio de era, pero aún así, continúa expresándose con el mismo lenguaje primitivo de hace miles. de años donde la vida era otra. Mientras que el lenguaje siga siendo primitivo, los avances tecnológicos alcanzados van a estar sujetos al tipo de palabras que utilicen.


Y ¿por qué primitivo?

Porque todavía se sigue comunicando con palabras utilizadas en la antigüedad que tenían otros propósitos (conquistas, saqueos, violaciones, sometimientos, esclavitud, represiones, venganzas, persecuciones, restricciones, etc.).

Todas estas atrocidades quedaron como una memoria genética, que se sigue trasladando de generación en generación.

Esa memoria genética es la que se «hereda», es la que es reproducida por las distintas culturas, costumbres y su uso, siglos tras siglos…


¿Cómo se llega salir o transformar esa herencia?

Reemplazando algunas palabras… Palabras que fueron utilizadas para esas acciones y que cargan con ese peso histórico…

– Quizás sea simple escribir algo, con palabras ya predeterminadas, con sinónimos, con una estructura aceptada… pero resulta difícil presentar un escrito que esté fuera de toda sinonimia, estructura ya establecida… Aún más, siendo creativo, para expresar una modalidad, una actualizada, una «nueva» forma de escribir…»filtrando» palabras que eviten agredir a las personas y a la vez que sean prospectivas…


Entonces, ¿Cuál es la noble razón de querer presentar este Proyecto?

La razón quizás sea utópica, descabellada, poco creíble, pero observando de como se precipitan las cosas… que todo tiende a ir a mayor velocidad…que ya no se tiene (o no le dejan) tiempo para elaborar la vertiginosidad de las noticias, la mayoría de ellas, todas catastróficas… «imprimiendo» miedo a la población mundial, desde lo «económico», lo social y lo político, me urge el deber de proponer una idea que se proyecte y sea consistente en el tiempo y que se concrete en un corto plazo… (que se apruebe con la urgencia que este Proyecto merece)…

A este paso que vamos, creo, por lo que mi proyección imaginativa me permite anticipar, con ARMAS, será imposible labrar la tierra… Las armas, en algún momento tendrán que volver a su estado primitivo convertidas en chatarras, porque ya no habrá a quien «matar»,… o porque los elementos con las que se construyen, comenzarán a escasear… (Quizás mi ingenuidad sea superada por la circunstancias actuales)… Porque, si la «inteligencia» del hombre, está focalizada en el Poder y no en el Deber y la Sabiduría Creativa, seguirá construyendo máquinas que lo mantengan en el poder y seguir sometiendo…


Entonces, si queda algún espacio para el análisis y una visión de un futuro próximo, los invito a participar de este singular Proyecto, que es el del Servicio Comunitario Social Obligatorio (Servicio Militar SIN ARMAS) presentado hace ya tiempo en diferentes ámbitos legislativos, sin respuesta concreta todavía, ni un sí ni un no, ni un tal vez, ni un quizás y aún así, continúo insistiendo para localizar a quienes lo han recibido de mis manos.

Es un Proyecto con un Programa que preparará a nuestros jóvenes (ambos géneros), a encontrar un Camino Constructivo, de Respeto Mutuo, de Sincronía con la Naturaleza (desde el concepto prospectivo), Revalorar sus Antepasados (por los que de un modo u otro, están aquí, pisando el mismo suelo que ellos), aprender a cuidar a su propio cuerpo y el de los demás, actuar en grupo, y en equipo e individualmente.


0 comentarios