La Ciencia Tardará un Tiempo…

Ago 23, 2013 | Actualidad, EcoSalud®

La Ciencia tardará un tiempo para lograr modificar su enfoque.

Tendrá que aceptar que la «remisión» de una «enfermedad» es posible…

porque por un lado, la medicina considera que una enfermedad es un obstáculo que una vez detectado, sigue creciendo…

Por lo tanto su único recurso es la extirpación o la agresión medicamentosa (oncológica, la que todavía no selecciona entre lo sano y enfermo, arrasa con toda célula que encuentra en su camino). Y, por otro lado está presente la posibilidad de la remisión (re-absorción) de una «enfermedad», si llegara a tratar el origen…

Pero, el tema es que para tratar el origen, habrá que tener en cuenta a la persona y no al síntoma… De la persona, su potencial; del síntoma, el por qué se generó. La «remisión» natural… Ocurre a veces y es según la fortaleza tanto corporal como psíquica de la persona. Teniendo en cuenta que una «enfermedad» no es otra cosa que un bloqueo, una traba, un obstáculo en algún sistema (nervioso, circulatorio, muscular, óseo, digestivo, etc.).

Si por algún motivo, sea este mecánico o emocional (orgánico-visceral), ese impedimento cede por una acción disconciente, allí se produce la remisión «natural». Natural, ya que nada ha intervenido, salvo su propio cuerpo, o que se active Puntos Memorias existentes a lo largo y ancho de la estructura corporal (los mismos de acupuntura), para que ese bloqueo desaparezca, que no haya existido ni siquiera una inducción (hipnosis), ni sugestión…

En el sentido estricto e inverso, en lo que a lo psicológico se refiera, si se detecta algunas de estas interferencias, y se le dice al «paciente» que «su» enfermedad es «terminal», con toda seguridad que no hará falta tratamiento alguno… Ya que si quien la padece, llega a ser un hipocondríaco, del mismo susto, miedo o pánico, terminará con su vida…
Entonces, como se modifica este estado que genera resignación, impotencia, depresión, tristeza, angustia, ira, desesperación? Creo que la ciencia tendría que optar por admitir determinadas reacciones del cuerpo, cuando por algunas circunstancias, utiliza un tipo de «enfermedad» como lenguaje algógeno para llamar la atención de sí mismo, o la de su entorno…

Ese llamado de atención, es el «síntoma», es un alerta para tomar en cuenta que es lo que está sucediendo en lo interno o externo del cuerpo de una persona…

A partir de allí, comienza todo un desarrollo de análisis e investigaciones para determinar la posible gestación de lo mórbido, pero dejan de lado que fue lo que dio origen a ese bloqueo. La mayoría de los casos son producidos por determinadas «cosas» que tienen o deben callar… (esta particularidad ocurre en el ámbito gubernamental, que según sea el tipo de ocultamiento, será el tipo de bloqueo, por obvias razones que puedan resultar de secreto de estado, evitaré ahondar en explicaciones) El umbral de dolor y la resistencia de una persona ante las diferentes respuestas de un mismo síntoma, se detecta mediante el contacto en determinados Puntos Memorias, los que están en estrecha relación con los órganos y vísceras en donde se «archivan» todos los «datos» del diario vivir, que con el paso del tiempo se transforman en experiencia, según la vivencia del individuo.

En cada Punto, con una determinada presión con un dedo, según el nivel o superficie que se presiones, emite una señal al cerebro, que al instante genera una respuesta algógena (dolor), este estímulo responde al grado de agudeza o de cronicidad de la alteración de la salud. La agudeza o la cronicidad, determina el tiempo en que está «establecido» ese inconveniente en algún área o zona del cuerpo.

Una vez detectado el bloqueo, el mismo estímulo hace que el cerebro lo reciba como una señal, que parte de su cuerpo está en disfunción, por lo que con toda prontitud se haga cargo de esa dificultad y comience a segregar sustancia para recuperar lo más rápido posible ese deterioro, daño, insuficiencia, exceso, o alguna alteración que hasta el momento de recibir esa señal, para el cerebro el cuerpo estaba sano…

0 comentarios