El acento determina

El acento determina quién carga con el peso.

Las palabras son emisiones que se expanden en el éter (aire).

No solo se captan a nivel auditivo, sino que todo el cuerpo es una «antena» receptiva (la piel).

El oído capta el sonido, la piel la vibración (Sistema Nervioso).

Entonces, ¿Qué efecto produce la entonación, la acentuación? ¿Cómo afecta al receptor cuando oye o escucha estos verbos acentuados en la última vocal? Por ejemplo: Tomá, agarrá, sostené, mirá, dejá, caminá, vos, ché (*)


Propuesta
¿Será posible que la acentuación marque un tipo de acción?


Aparentemente, la acentuación en la última vocal hace que el individuo cargue con el peso del sonido, se convierte en algo denso y por lo tanto se vea o le llegue como que está siendo agredido.

Quizás modificando la acentuación, encontraríamos que la comunicación entre las personas sería más agradable, más serena, más dulce, menos agresiva, menos conflictiva, menos violenta…

Entonces:
los verbos para entrar en contacto con otras personas, podrían ser de esta forma; Tóma, agárra, sostén, míra, déja, camína, tú, a ti, a Usted (en vez de vos, a vos).


CURIOSIDAD
En Centroamérica, acentúan atrás y los de Sudamérica acentúan al final, ¿Tendrá que ver el hemisferio?


(*) palabra guaraní para expresar amigo, palabra instalada en el acerbo lenguaje popular por las corrientes migratorias.


0 comentarios